La caries es el enemigo público Nº1; una de las patologías más frecuentes que afecta tanto a niños como adultos. Su tratamiento dependerá del tamaño y el daño que haya producido en la pieza dental afectada ¿Quieres conocer las diferentes técnicas?

La obturación: Restauración más común. Eliminamos la parte afectada y la sustituimos por un material de resina.

El inlay: Si la cavidad es muy grande para una simple restauración. En este caso, se fabrica en una sola pieza con el tamaño y forma de la cavidad. Posteriormente se cementa.

La corona: Cuando la destrucción del diente es demasiada, se recurre a esta técnica que cubre todo el diente y lo protege.

El onlay: Este tratamiento es para las restauraciones aún mayores. Cubre la cúspide del diente y también se cementa.

¡Previene las caries!

 

  • Si puedes, bebe agua que contenga flúor
  • Cepíllate los dientes al menos dos veces al día con pasta fluorada y usa seda dental a diario
  • Come sano: evita las bebidas dulces y el picoteo
  • Visita al dentista y consulta sobre las opciones de flúor y enjuague