Normalmente recurrimos a la ortodoncia para mejorar nuestra estética dental, pero es importante conocer que con la correcta alineación de nuestros dientes mejoraremos su funcionalidad. De esta forma, podremos evitar posibles patologías futuras como desgaste dental, fracturas o daños en la encía.

Actualmente, la ortodoncia cuenta con una gran demanda entre paciente de todas las edades. Gracias a los tratamientos modernos que ofrecen alternativas para satisfacer diferentes necesidades, la ortodoncia ha dejado de ser cosa de la niñez y adolescencia. Cada vez son más adultos los que deciden comenzar su tratamiento.

Aunque el motivo principal por el que la mayoría de estos pacientes deciden acudir a una clínica de ortodoncia es mejorar la estética de su sonrisa, cada vez son más los que toman consciencia de la importancia de una correcta alineación dental. La ortodoncia es una combinación de funcionalidad y estética.

Con una correcta alineación, los dientes se mantienen más saludables, lo que puede asegurar una larga vida de la dentadura. Es decir, se mejora la higiene, previene problemas de las encías, posibles fracturas producidas o degaste de algunas piezas dentales debido a una colocación incorrecta.

Además, la ortodoncia puede corregir una mala oclusión, que en ocasiones provoca problemas como el Síndrome de la ATM, una dolencia que puede causar dolor de cabeza, cuello, oído, espalda…

Llevar ortodoncia puede suponer un gran cambio en su vida tanto a nivel estético como de salud. Si está pensando en comenzar con el tratamiento, le animamos a visitarnos. Tras un estudio y evaluación, le aconsejaremos sobre cual es el tratamiento más indicado para su caso.