Las maloclusiones son un problema que requiere de tratamiento en la población adolescente. Existen numerosos métodos para tratar las desarmonías oclusales, la disfunción de la articulación temporomandibular y la enfermedad periodontal, que pueden ir asociadas a la maloclusión.

Dentro del área de problemas oclusales, existen varias discrepancias que pueden afectar al paciente. La malposición del tercer molar y los trastornos temporomandibulares requieren especial atención para evitar problemas a largo plazo.

Los dientes ausentes congénitamente representan un problema complejo y, a menudo, requieren de la combinación de tratamiento de ortodoncia, restauración y prostodoncia para una resolución satisfactoria.

Cualquier problema de relación diente/ maxilar que presente una disfunción estética, funcional, fisiológica o emocional significativa es una dificultad potencial para el adolescente. Esto incluye malposiciones de dientes aislados o múltiples, tamaño del diente, discrepancias o malformaciones craneofaciales.

La maloclusión puede afectar la calidad de vida oral de los adolescentes, Los estudios muestran que los adolescentes con maloclusiones de clase II y III o resalte anterior mayor a 6 milímetros, manifiestan tener un impacto significativo en su calidad de vida oral.