¿Sabías que cada año se producen entre 300.000 y 700.000 nuevos casos de cáncer oral en el mundo? ¡Se calcula que en España se diagnostican unos 7.000 casos de cáncer oral cada año! Hoy, Día Mundial Sin Tabaco, queremos aprovechar para recordar lo perjudicial que es esta sustancia.

Te animamos a conocer, de la mano del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, los efectos del tabaco en la salud oral.

Efectos del tabaco en la salud oral

Además de la predisposición al cáncer oral, el tabaco provoca otra serie de efectos negativos en nuestra salud bucodental:

Manchas. El tabaco tiñe los dientes, provoca manchas en las encías e incluso en las prótesis de las personas que fuman.

Halitosis. El tabaco altera la flora bacteriana oral, dando lugar al mal aliento del fumador que, en la mayoría de los casos, no lo detecta debido a que sus mucosas están acostumbradas a él.

Enfermedades periodontales. El tabaco está asociado a enfermedades en las encías y problemas periodontales, aumentando hasta 7 veces el riesgo de padecer enfermedad periodontal.

Disminución la percepción de los sabores y los olores. Una vez que cesa el consumo de tabaco se recobra paulatinamente.

Retraso de la cicatrización de las heridas en la boca: El tabaco favorece las infecciones, provocando que no llegue el oxígeno a los tejidos, dificultando la cicatrización.

Fracaso de los implantes: El tabaco puede provocar inflamación en los tejidos que rodean el implante, condicionando su duración.

Altera la composición de la saliva. Destruye las moléculas protectoras de la saliva y facilita que las partículas de comida o bebida permanezcan en la boca, lo que puede provocar problemas bucodentales.

Infección por hongos. Los componentes del tabaco alteran la microflora oral, provocando la aparición de hongos.

El presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro Reino, recuerda que “el tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varios cánceres, entre ellos el cáncer oral. De hecho 3 de cada 4 cánceres orales se deben al consumo de tabaco. Desde la consulta del dentista, velamos por la salud general de nuestros pacientes y ayudarles a dejar de fumar es una de nuestras obligaciones”.