¿Sabías que la diabetes está estrechamente ligada a la salud bucodental? Se trata de una relación bidireccional, pues mientras que la diabetes incrementa el riesgo de sufrir problemas bucodentales, dichos problemas también influyen en esta enfermedad. Se estima que hoy en día el 8,5% de la población adulta sufre diabetes y el número continúa en aumento. Es por ello por lo que resulta tan necesario concienciar sobre esta afección y hacer hincapié en la importancia de una correcta higiene bucodental.

Compartimos aquí interesante información clínica del Consejo General de Dentistas de España.

Los estudios demuestran que las enfermedades severas de la encía y la diabetes están interrelacionadas. No solamente porque los diabéticos son más susceptibles a las enfermedades de las encías sino porque la enfermedad periodontal severa puede empeorar la diabetes, afectando el control de la glucemia, de ahí que la salud oral y la diabetes estén tan interrelacionadas.

 

La diabetes hace que la sangre circule más lentamente por los vasos sanguíneos, disminuyendo el transporte de oxígeno y la retirada de productos de desecho e incrementando el riesgo de infección gingival. Del mismo modo, en los diabéticos mal controlados, los altos niveles de glucosa abonan el terreno al crecimiento bacteriano y por lo tanto la aparición de enfermedades periodontales. La enfermedad periodontal, por su parte, empeora el control de la glucemia en pacientes diabéticos al alterar la resistencia a la insulina.

 

Por todo ello, es de vital importancia que los pacientes diabéticos realicen visitas al dentista con una mayor periodicidad (cada 6 meses normalmente) al objeto de vigilar posibles patologías bucodentales y evitar un empeoramiento de su patología de base.

¿Padeces diabetes? Recomendaciones:

Visitar la clínica dental con periodicidad te ayudará a controlar el estado de tus dientes y a prevenir problemas bucodentales. No dudes en informar a tu odontólogo de esta enfermedad para que tu seguimiento pueda ser lo más exhaustivo y personalizado posible. Ten siempre presente que la prevención es la mejor forma de garantizar un buen estado de salud.   Así pues, recuerda que mantener una adecuada higiene bucodental es clave para evitar inconvenientes derivados de una escasa limpieza.