Visitar al dentista periódicamente es fundamental para la detección precoz del cáncer oral

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) estima que en 2022 habrá 7.779 personas diagnosticadas de cáncer oral y faringe y desde el Consejo General de Dentistas recuerdan que las visitas periódicas al dentista son fundamentales en la detección precoz del cáncer oral.

La importancia de la detección precoz

El cáncer oral puede presentarse de muchas formas, pero existen unos signos llamados de “alarma” que deben obligar a consultar urgentemente con el dentista. Puede aparecer como una mancha de color blanco o rojo en la boca, o una pequeña úlcera dura que se parece a un afta común y que no se cura en unas dos semanas. Otros síntomas incluyen dolor o dificultad para tragar, hablar o masticar. El dolor de oído persistente también puede ser una señal de advertencia.

El retraso del paciente en solicitar ayuda hace que el 70% de los cánceres orales no se detecte en la fase inicial, de mucho mejor pronóstico para la supervivencia. Las autoexploraciones y las visitas periódicas al dentista permitirán detectar a tiempo posibles signos cancerígenos.

Asimismo, un alto consumo de frutas y vegetales ha demostrado tener un efecto protector frente al cáncer oral. Ingerir, al menos, una pieza de fruta diaria y/o vegetales ayuda a reducir el riesgo de esta patología en un 50%, según datos del Atlas de Salud Bucodental en España 2022.

La exposición excesiva y sin protección al sol, el virus del papiloma humano (VPH), una higiene bucal deficiente, una mala alimentación, y el consumo de alcohol y tabaco (presente en el 75-90% de los casos) son los principales factores de riesgo del cáncer oral. Las per­sonas fumadoras presentan un riesgo 3 veces mayor de padecer cáncer oral y 7 veces mayor de padecer cáncer faríngeo.