La cirugía ortognática y la ortodoncia suelen ir de la mano en la mayoría de los casos. Aunque cada paciente debe tratarse individualmente hay un rasgo que suele ser común en ellos: la compensación dentoalveolar.

¿Qué es la cirugía ortognática?

La cirugía ortognática es aquella que se encarga de colocar en la posición adecuada el hueso maxilar y de la mandíbula. Es decir, corrige las alteraciones dento-cráneo-maxilofaciales para lograr el equilibrio perfecto entre todos los rasgos faciales del paciente y la correcta funcionalidad. Las alteraciones pueden ser:

  • Sonrisa gingival: se expone más encía debido a que el maxilar superior es más largo
  • Mordida abierta: no hay contacto entre los dientes frontales superiores e inferiores
  • Retrognatia o clase II: la mandíbula se encuentra retraída respecto al maxilar.
  • Prognatismo o clase III: En este caso, la mandíbula sobresale respecto al maxilar.
  • Asimetría facial: crecimiento de un lado de la cara más que otro.

Dichas alteraciones se deben, normalmente, a un mal desarrollo de los huesos mandibulares durante la fase de crecimiento, lo cual puede deberse a diversas causas.

Cirugía ortognática y ortodoncia: empeorar antes de mejorar

Antes de una cirugía ortognática, gran parte de los pacientes, deben someterse a un tratamiento de ortodoncia que los prepara para la cirugía. Es decir, se necesitará una estrecha colaboración entre cirujano maxilofacial y ortodoncista.

Esta etapa de ortodoncia prequirúrgica es distinta en cada paciente y cada caso debe estudiarse minuciosamente. Sin embargo, normalmente, los pacientes que presentan discrepancias esqueléticas mandibulares severas suelen tener algún tipo de compensación dental y la ortodoncia debe encargarse de descompensarlo ¿Qué significa esto?

Por ejemplo, en los pacientes con oclusión Clase II los dientes frontales superiores tienden a inclinarse hacia atrás y los incisivos inferiores hacia delante para compensar la mandíbula retrasada. Es decir, es un intento del cuerpo por mantener una relación normal entre ambas arcadas dentarias.

Entonces ¿Qué hace la ortodoncia prequirúrgica? Mediante la ortodoncia se colocan los dientes en su posición correcta. Así, se logrará que haya una oclusión normal cuando los huesos estén colocados correctamente mediante la cirugía

Cabe señalar que estos movimientos “empeoran” o hacen más visible las alteraciones de los pacientes. En una maloclusión esquelética clase II o clase III requiere aumentar el espacio entre ambas arcadas.

No obstante, es muy importante realizar esta descompensación dental para que el cirujano pueda corregir el problema en toda su extensión. No hacerlo puede limitar considerablemente el alcance de la corrección quirúrgica y comprometer los resultados estéticos y funcionales de la misma.