Elegir entre lactancia materna o lactancia artificial es una de las decisiones más importantes que se tienen que tomar a la hora de tener un bebé. La elección es personal y depende de la situación de cada familia. No obstante, cabe señalar que existen ciertos beneficios de la lactancia materna en la salud oral y desarrollo dentofacial del bebé.

El ejercicio que supone para el infante obtener su alimento, fortalece la musculatura perioral, el desarrollo armónico de la mandíbula y una respiración adecuada. Lo cual, contribuirá a favorecer una óptima salud bucodental en el futuro del recién nacido.

 

Beneficios de la lactancia materna en la salud oral

  • El acto y esfuerzo que supone chupar el pecho favorece el crecimiento de la mandíbula preparándola para las siguientes etapas de crecimiento.
  • El crecimiento inadecuado de la cara afecta a la respiración. Una respiración inadecuada influye en el sueño, la memoria y la concentración.
  • La posición de los labios en el pezón favorece el desarrollo perioral y la posterior pronunciación de los fonemas.
  • Todos los músculos faciales se fortalecen durante los intervalos de succión.
  • La dinámica de la cadena neuromuscular relacionada con la respiración, masticación, deglución y fonación depende del amamantamiento. Todos los sistemas musculares están interconectados.
  • Con el amamantamiento, el bebé va aprendiendo a tragar y a respirar adecuadamente.

 

Toda la información en el Consejo General de Dentistas